Tesoro de San Pedro

Tesoro de San Pedro

Después de la Sacristía común, un ambiente con planta central del Settecento tardío, con columnas “di spoglio” , es decir provenientes de otras construcciones más antiguas, en este caso de la Villa Adriana de Tívoli, se llega al Tesoro de San Pedro, donde se exponen objetos litúrgicos, estatuas, tiaras papales y piezas de diferentes procedencias, muchos de ellos regalos de reyes y príncipes. Entre las obras más importantes, se señala el monumento fúnebre a Sixto IV (1471-1484) obra de Antonio del Pollaiolo, artista florentino del siglo XV. El sarcófago, que presenta a las virtudes y las artes liberales reunidas alrededor del papa, fue hecho en 1493, por encargo del cardenal Giuliano della Rovere, futuro papa Julio II.