Centro Televisivo Vaticano

Centro Televisivo Vaticano

En 1983, el Sumo Pontífice Juan Pablo II, instituyó el Centro Televisivo Vaticano, organismo con autonomía jurídica propia respecto a la estructura del Estado, que tiene como fin reproducir las celebraciones y ceremonias públicas presididas por el Sumo Pontífice o quien él delegue, y los demás acontecimientos eclesiales pontificios. Se encarga también de conservar la documentación filmada y ponerla a disposición de las redes televisivas que la solicitan. El Centro, por tanto, no ejerce la función de centro de transmisión televisiva, sino la de agencia al servicio de los demás medios. El Santo Padre Juan Pablo II aprobó su estatuto actual el 11 de mayo de 1998.