CENTENARIO DE LAS APARICIONES MARIANAS DE FATIMA

CENTENARIO DE LAS APARICIONES MARIANAS DE FATIMA  

La Oficina Filatélica y Numismática del Vaticano celebra el Centenario de las apariciones marianas en las cercanías de Aljustrel, una fracción de la pequeña aldea de Fatima, en Portugal, a las que asistieron tres jóvenes pastorcitos, Lucía dos Santos de 10 años y sus primos Francesco y Jacinta Marto respectivamente de 9 y 7 años. Un día, mientras jugaban en el claro de Cova da Iria donde habían llevado las ovejas a pastar, vieron aparecer «una bella Señora que desprendía una luz fulgurante» que se presentó como la Señora del Rosario. La Virgen les confió su profunda amargura por las ofensas hechas al divino Hijo y al mismo tiempo le confió sus mensajes de esperanza y de salvación por la humanidad pecadora, exhortándola a la oración y al arrepentimiento y pidiéndoles la consagración a su Corazón Inmaculado. Tras la primera aparición la mujer exhortó los tres niños para que volvieran al mismo lugar el día trece del mes siguiente, y así durante cinco encuentros, del 13 de mayo al 13 de octubre, revelando una serie de acontecimientos históricos que habrían acaecido en los años siguientes. En 1930 la Iglesia católica reconoció el carácter sobrenatural de las apariciones autorizando el culto y en Fátima se edificó un santuario donde el Papa Francisco irá el 12 y 13 de mayo del 2017. Como en la narración de la joven Lucía, en el sello realizado por Stefano Morri, la Virgen aparece entre el disiparse de una nube, vestida de blanco y de luz y con un velo bordado de oro que le cubre la cabeza y los hombros. Delante de ella, los tres pastorcitos en una actitud de recogimiento y devoción en un paisaje bucólico que enmarca con dulzura la extraordinariedad
del hecho.