EMISIÓN CONJUNTA CON FRANCIA VI CENTENARIO DEL NACIMIENTO DE SANTA JUANA DE ARCO

EMISIÓN CONJUNTA CON FRANCIA VI CENTENARIO DEL NACIMIENTO DE SANTA JUANA DE ARCO  

Este año se celebran los seiscientos años del nacimiento de santa Juana de Arco que, prescindiendo de las disputas sobre sus visiones místicas, vio e indicó a una Francia confundida y sometida a los ingleses un camino de revancha, sosteniendo la legitimidad del trono del delfín Carlos VII y restituyendo de este modo la esperanza al pueblo entero. Sus victorias militares, a partir de la liberación de Orléans, y el creciente consenso entre la población marcaron definitivamente las suertes de la Guerra de los Cien Años a favor de los franceses. Durante una operación militar fue capturada, apresada y vendida a los ingleses por los borgoñones sus aliados. Con coraje y lucidez afrontó primero el proceso por herejía y después, juzgada culpable, la muerte en la hoguera, afirmando que sus acciones respondían a un diseño divino. Rehabilitada por la Iglesia el 7 de julio de 1456 por el Papa Calixto III, Juana fue beatificada en 1909 y canonizada en 1920. Su Santidad Benedicto XVI, hablando de ella y de santa Catalina, definió a ambas como "dos mujeres místicas comprometidas, no en el claustro, sino en medio de las realidades más dramáticas de la Iglesia y del mundo de su tiempo. Son quizá las figuras más características de aquellas mujeres fuertes que, al final del medievo, llevaron sin miedo la luz del Evangelio a las complejas vicisitudes de la historia" (Audiencia General, 26 de enero del 2011). La imagen elegida para la emisión conjunta entre Francia y la Ciudad del Vaticano es la de una miniatura pintada veinte años después de su muerte y conservada hoy en el Centro Histórico de los Archivos Nacionales de París.