Estado y Gobierno

Con una superficie de apenas 44 hectáreas, la Ciudad del Vaticano es el estado independiente más pequeño del mundo, ya sea por el número de habitantes que por su territorio.
Su frontera está delimitada por las murallas y, en Plaza San Pedro, por la franja de travertino que une las dos alas de la columnata. Además del territorio propio del Estado, la jurisdicción vaticana se extiende a otras zonas en Roma y fuera de ella que gozan del derecho de extraterritorialidad.