DOMUS SANCTAE MARTHAE

La Residencia Domus Sanctae Marthae, situada en la Plaza del mismo nombre, junto a la puerta de entrada del Perugino, tiene como finalidad alojar el personal eclesiástico que presta servicio ante la Santa Sede. Fue construida en 1991, en lugar de los antiguos edificios del ochocientos construidos bajo el pontificado de Pio IX, como consecuencia de una moderna remodelación urbanística del área. Su situación, en efecto, no obstaculiza la visibilidad del ábside y cúpulas de la Basílica Vaticana.
La Domus Sanctae Marthae consta de cuatro plantas con un total de 129 habitaciones. El interior goza de espacios amplios y luminosos, decorados en un estilo clásico pero funcional. Posee amplio recibidor y capilla, oficinas, restaurante y salas de reuniones.
Fue ideada para uso exclusivo de los cardenales electores durante el cónclave de elección del Papa, según establece la Constitución Apostólica Universi dominici gregis, y utilizada por primera vez con este fin, en el cónclave  que eligió al Papa Benedicto XVI, el 19 de abril del 2005.

Página 2 de 4